[Ir al contenido]

Enfermedad de Kawasaki

Revisado por: Kate M. Cronan, MD

¿Qué es la enfermedad de Kawasaki?

La enfermedad de Kawasaki es una afección que causa inflamación (hinchazón y enrojecimiento) en los vasos sanguíneos de todo el cuerpo. Ocurre en tres etapas y la fiebre persistente suele ser el primer signo.

Esta enfermedad afecta con mayor frecuencia a niños menores de 5 años. Cuando los síntomas se detectan pronto y se tratan, los niños con la enfermedad de Kawasaki empiezan a encontrarse mejor en unos pocos días.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la enfermedad de Kawasaki?

Esta enfermedad tiene síntomas y signos reveladores que aparecen por etapas. En la primera etapa, que puede durar hasta 2 semanas, suele haber fiebre durante un mínimo de 5 días.

Entre otros síntomas, se incluyen los siguientes:

  • ojos enrojecidos ("inyectados en sangre")
  • una erupción rosada en la espalda, el abdomen, los brazos, las piernas y la zona genital
  • labios rojos, secos y agrietados
  • lengua "aframbuesada" (con una capa blanca y protuberancias de color rojo en la lengua)
  • dolor de garganta
  • palmas de las manos hinchadas y plantas de los pies de un color rojo violáceo
  • ganglios linfáticos del cuello inflamados

La segunda etapa suele empezar 2 semanas después del inicio de la fiebre. Los síntomas pueden incluir:

  • descamación de la piel de manos y pies
  • dolor articular
  • diarrea
  • vómitos
  • dolor abdominal

¿Qué problemas puede haber?

Los médicos pueden tratar los síntomas de la enfermedad de Kawasaki cuando se detecta pronto. La mayoría de los niños se encontrarán mejorar pocos días después de iniciar el tratamiento.

Si esta afección no se detecta hasta más adelante, los pacientes pueden tener complicaciones graves que afectan al corazón, como:

  • un aneurisma (una protuberancia en la pared) de las arterias coronarias, que llevan sangre al corazón
  • una inflamación del miocardio (el músculo del corazón), el endocardio (la membrana interna del corazón), las válvulas cardíacas y el pericardio (la membrana externa del corazón)
  • arritmias, que son cambios en el ritmo normal con que late el corazón
  • problemas en algunas válvulas cardíacas

Causas de la enfermedad de Kawasaki

Los médicos desconocen la causa de esta enfermedad. Creen que no se transmite de una persona a otra. Es más frecuente en niños de ascendencia japonesa y coreana, pero puede afectar a cualquier niño.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Kawasaki?

Los síntomas de esta enfermedad pueden parecerse a los de otras enfermedades víricas y bacterianas propias de la infancia. Los médicos la suelen diagnosticar preguntando por los síntomas (como la fiebre persistente) y explorando al paciente.

Si parece probable que se trata de la enfermedad de Kawasaki, el médico:

¿Cómo se trata la enfermedad de Kawasaki?

Los médicos suelen tratar a los niños con esta enfermedad administrándoles:

  • una dosis de inmunoglobulinas por vía intravenosa (VI): estos anticuerpos (proteínas) ayudan a combatir las infecciones. El tratamiento con inmunoglobulinas por vía intravenosa reduce el riesgo de aneurismas en las arterias coronarias. Este tratamiento se administra una sola vez.
  • dosis altas de ácido acetilsalicílico (el que contiene la aspirina) por vía oral para tratar la inflamación. Los pacientes toman ácido acetilsalicílico hasta que los análisis de sangre indiquen que se ha reducido la inflamación.

El tratamiento se debe empezar lo antes posible. Las inmunoglobulinas por vía intravenosa pueden no ser eficaces en algunos pacientes; en estos casos, se administran corticoesteroides. Los corticoesteroides pueden ayudar a prevenir los aneurismas coronarios.

Es muy importante que los niños tratados con dosis altas de ácido acetilsalicílico reciban la vacuna antigripal anual, que ayuda a prevenir esta enfermedad vírica. Esto se debe a que existe un pequeño riesgo de que los niños que toman ácido acetilsalicílico durante una enfermedad vírica desarrollen una enfermedad muy poco frecuente llamada síndrome de Reye.

La mayoría de niños con la enfermedad de Kawasaki empiezan a encontrarse mucho mejor después de un único tratamiento con inmunoglobulinas, aunque a veces es necesario administrar más dosis.

¿Qué más debería saber?

La mayoría de los niños con la enfermedad de Kawasaki se recuperan por completo, sobre todo cuando esta afección se diagnostica y se trata pronto. Algunos, sobre todo los que desarrollan problemas cardíacos debido a la enfermedad de Kawasaki, pueden necesitar más pruebas, así como ver a un cardiólogo (un médico especializado en afecciones cardíacas).

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: julio de 2019