[Ir al contenido]

Especialistas en salud mental

Tipos de profesionales de la salud mental

Los orientadores, los terapeutas, los trabajadores sociales clínicos, los psicólogos y los psiquiatras son todos expertos en la salud mental. Pero tienen distintos niveles de formación y algunos de ellos ofrecen servicios de salud mental diferentes.

Cuando busque a un profesional de la salud mental, es posible que también oiga la expresión de "salud conductual". Esta expresión se refiere a todos los aspectos relacionados con la salud mental, como ayuda para abordar afecciones como la depresión la ansiedad, y a retos como el duelo y las adicciones.

¿Qué tipo de profesional de la salud es mejor para mi hijo?

El primer paso a la hora de encontrar ayuda para su hijo consiste en encontrar a un especialista con la formación y la experiencia que necesita su hijo. Pero, con tantas opciones entre las que elegir, esta tarea puede resultar algo complicada.

Empiece hablando con el médico de familia de su hijo. Se llaman médicos de medicina "primaria" por este motivo. A menos que se trate de una emergencia, diríjase antes al pediatra de su hijo o a su médico de familia para cualquier tipo de preocupación relacionada con la salud mental o física de su hijo.

Algunas cuestiones de la salud mental tienen una causa física. En caso de que no la tengan, el pediatra de su hijo o su médico de familia lo podrá ayudar a encontrar el especialista en salud mental adecuado.

Aquí tiene los profesionales que le puede recomendar:

Terapeutas y orientadores

Mayoritariamente, estas dos palabras se refieren a la misma cosa. Ambos son expertos que usan técnicas de psicoterapia para ayudar a sus clientes. Esto abarca resolver creencias problemáticas, cambiar conductas, mejorar la autoestima y mucho más.

Cuando tratan a niños, los terapeutas y los orientadores pueden trabajar con la familia o solo con el niño. Usan una variedad de maneras para ayudar a los niños a expresarse, como dibujar, jugar y hablar. Los niños mayores y los adolescentes pueden estar preparados para implicarse en actividades que los ayuden a aprender las habilidades que necesitan.

A veces, ayuda que los padres vean al terapeuta para que los apoye y les dé recomendaciones.

En la mayoría de los estados, los terapeutas y los orientadores titulados deben disponer de un máster. Por lo tanto, aparte de los 4 años de estudios universitarios, deben disponer de formación en un campo específico.

Una forma de saber más cosas sobre un terapeuta o un orientador clínico consiste en fijarse en las letras sobre su titulación que van detrás del nombre. Se trata de abreviaturas referidas a su formación y preparación. Entre los distintos tipos de terapeutas y orientadores clínicos, se incluyen los siguientes:

  • Orientador profesional titulado (LPC [Licensed professional counselor], por sus siglas en inglés): una persona que está formada para tratar trastornos emocionales, de la salud mental y de la conducta.
  • Terapeuta de pareja y de familia titulado (LMFT [Licensed marriage and family therapist], por sus siglas en inglés): una persona que trata una amplia gama de trastornos mentales. También ayuda a las parejas y a las familias a abordar sus propios desafíos.
  • Orientador clínico especializado en el abuso de substancias (drogas y alcohol) (LCADAC [Licensed clinical alcohol & drug abuse counselor], por sus siglas en inglés): una persona especializada en trabajar con familias que deben afrontar problemas de abuso de sustancias (drogas y alcohol).

Pregunte al terapeuta u orientador de su hijo si está autorizado para ejercer e infórmese sobre su formación y experiencia laboral con niños.

Trabajadores sociales clínicos

Los trabajadores sociales pueden ayudar a la gente a llevar vidas más saludables y más productivas. Los trabajadores sociales clínicos se centran en diagnosticar y tratar cuestiones de salud mental.

Al igual que los terapeutas y que los orientadores, los trabajadores sociales clínicos pueden ayudar a las familias a abordar experiencias desafiantes como el divorcio. También pueden tratar trastornos de la salud mental como la depresión.

Los trabajadores sociales clínicos trabajan en muchos lugares, incluyendo en colaboración con los médicos de familia, en hospitales y en organizaciones sin fines de lucro.

Disponen por lo menos de un título de máster. He aquí un par de tipos de trabajadores sociales clínicos:

  • Trabajador social clínico titulado (LCSW, por sus siglas en inglés): puede ayudar a sus clientes a abordar una amplia variedad de retos mentales y emocionales. Se les exige cumplir una serie de requisitos en formación y experiencia laboral, aunque estos requisitos varían según el estado.
  • Trabajador social titulado por la Academia (ACSW, por sus siglas en inglés): se trata de trabajadores sociales clínicos con un título de máster de 2 años en experiencia organizacional. Estos trabajadores sociales disponen de un título facilitado por la Academy of Certified Social Workers.

Enfermeros

Enfermeros que disponen de una formación especializada y que pueden ofrecer una amplia gama de servicios de la salud mental, incluyendo la piscoterapia y la gestión de la medicación. Generalmente, disponen de título de máster o de un doctorado, como un PhD o un doctorado en la práctica de la enfermería (DNP, por sus siglas en inglés). Se llaman enfermeros autorizados en salud mental o enfermeros psiquiátricos autorizados.

Psicólogos y psiquiatras

Estos títulos parecen similares, pero hay importantes diferencias entre ambos.

Psicólogos

Al igual que los orientadores y que los terapeutas, los psicólogos pueden hacer un diagnóstico en salud mental y desarrollar un plan de tratamiento. Tienen títulos de doctorado (como un PhD o un PsyD), pero no son médicos y, por lo tanto, no pueden recetar medicamentos.

Psiquiatras

Un psiquiatra es un doctor en medicina (MD) especializado en psiquiatría que puede hacer todo lo que puede hacer un psicólogo y, además, puede recetar medicamentos.

Para aquellos niños y adolescentes que solo reciban piscoterapia, tanto un psicólogo como un psiquiatra les puede ir bien. Aquellos que necesiten medicación se deben visitar con un psiquiatra. También suele ayudar hacer psicoterapia, aparte de medicarse.

Fecha de revisión: marzo de 2019