[Ir al contenido]

Enfermedades transmitidas por mosquitos

Revisado por: Mary L. Gavin, MD

¿Qué son las enfermedades transmitidas por mosquitos?

Las enfermedades transmitidas por mosquitos se pueden contraer cuando te pica un mosquito infectado. Entre ellas, figuran las siguientes:

  • la fiebre chikungunya
  • la fiebre del dengue
  • las encefalitis equinas oriental y occidental
  • la encefalitis japonesa
  • la encefalitis Crosse
  • la malaria
  • la encefalitis de San Luis
  • el virus del Nilo occidental
  • la fiebre amarilla
  • el virus del Zika

Los virus causan la mayoría de las enfermedades que transmiten los mosquitos. La malaria está causada por un parásito.

Distintos tipos de mosquitos son portadores de diferentes enfermedades. La frecuencia de estas enfermedades depende de dónde viva una persona, a dónde viaje y en qué momento del año lo haga.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de las enfermedades transmitidas por mosquitos?

Los signos y los síntomas varían en función de qué enfermedad se trate. La mayoría de las personas no se encuentran mal, o solo presentan síntomas leves después de que les pique un mosquito infectado.

Entre los signos y los síntomas, se incluyen los siguientes:

Raramente, las enfermedades transmitidas por mosquitos pueden causar problemas graves, como una encefalitis, una inflamación del cerebro.

¿Cómo se tratan las enfermedades transmitidas por mosquitos?

La mayoría de las enfermedades transmitidas por mosquitos no tienen tratamientos específicos. Una persona afectada por una infección de este tipo debe beber abundantes líquidos y descansar. Los médicos le tratarán los síntomas, como la fiebre o el dolor, y se fijarán en si desarrolla algún problema.

Hay medicamentos para prevenir la malaria y tratamientos específicos de esta enfermedad.

¿Se pueden prevenir las enfermedades transmitidas por mosquitos?

La mejor protección contra las enfermedades transmitidas por mosquitos consiste en prevenir las picaduras por parte de mosquitos infectados. Asegúrese de:

  • Colocar mosquiteros en puertas y ventanas, y reparar enseguida los mosquiteros rotos o dañados. Mantener cerradas las puertas y las ventanas que no estén cubiertas por mosquiteros.
  • Llevar camisas o camisetas de manga larga, pantalones largos, zapatos y los calcetines por fuera de las perneras de los pantalones, y usar mosquiteras sobre las camas.
  • Utilizar un repelente de insectos tal y como indican sus instrucciones de uso. Escoger uno con DEET, picaridina, o aceite de eucalipto limón (no recomendables para niños de menos de 3 años de edad).
  • Evitar estar al aire libre al anochecer y al amanecer (cuando los mosquitos están más activos).
  • No proporcionar a los mosquitos lugares donde se puedan reproducir. Los mosquitos ponen los huevos en el agua; por lo tanto, conviene evitar el agua estancada en cubos, recipientes para recoger la basura, ruedas y similares. Vacíe y limpie los bebederos y las pilas de baño para pájaros, los cuencos de los perros, las macetas y los platos que tengan debajo por lo menos una vez a la semana.

Algunas vacunas sirven para prevenir algunas enfermedades transmitidas por mosquitos, como la fiebre del dengue, la fiebre amarilla y la encefalitis japonesa. Hable con el médico de su hijo si viven o van a viajar a lugares donde abundan los mosquitos que trasmiten enfermedades.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: octubre de 2019