[Ir al contenido]

Síndrome de Raynaud

Revisado por: Larissa Hirsch, MD

¿Qué es el síndrome de Raynaud?

El síndrome de Raynaud es una afección que hace que una persona note temporalmente frío, falta de sensibilidad, hormigueo o dolor en los dedos de las manos o de los pies. Cuando un niño tiene un episodio de este síndrome, se le estrechan los vasos sanguíneos y, en consecuencia, le llega menos sangre a la zona afectada.

¿Cuáles son los signos y los síntomas del síndrome de Raynaud?

Este síndrome suele afectar a los dedos de manos y pies. Menos a menudo, los episodios pueden afectar a la nariz, las orejas, los pezones o las rodillas.

Ilustración que muestra los dedos de la mano de un niño con síndrome
               de Raynaud, como se describe en el artículo. Un dedo tiene vasos sanguíneos
               normales debajo de la piel con un color normal. El otro dedo tiene la punta de los
               dedos con vasos sanguíneos estrechos debajo de una piel pálida.

Durante un episodio, la piel:

  • se pone muy pálida o blanca
  • se vuelve azulada o violácea
  • se pone rosada o roja cuando la persona empieza a entrar en calor

Por lo general, la piel pasa de estar blanca a ponerse azulada o violácea, para acabar poniéndose roja. Pero en algunos niños, todos estos colores pueden no aparecer, o es posible que lo hagan en un orden distinto.

Los episodios pueden ocurrir cuando un niño se expone al frío o está bajo estrés emocional. El frío o el estrés reciben el nombre de desencadenantes. Los episodios suelen concluir unos 15 minutos después de que el niño entre en calor o se tranquilice.

¿Quién puede desarrollar el síndrome de Raynaud?

Los médicos no suelen saber cuál es la causa el síndrome de Raynaud. Pero esta afección tiene más probabilidades de ocurrir en personas que:

  • padecen ciertas afecciones médicas, como lupus u otras enfermedades del tejido conjuntivo
  • tienen parientes con el síndrome de Raynaud

¿Cómo se trata el síndrome de Raynaud?

Los niños con este síndrome suelen poder aliviar los síntomas a través de conductas que hacen por su cuenta. Por ejemplo, para calentarse los dedos de las manos o de los pies durante un episodio, pueden:

  • Desplazarse a un lugar donde haga más calor.
  • Hacer círculos amplios con los brazos (o moverlos como un molino).
  • Mover los dedos de manos y pies.
  • Meter las manos o los pies en agua tibia (no caliente).
  • Ponerse las manos en una parte del cuerpo que da calor (como las axilas).
  • Frotarse las manos o masajearse los pies.

Si el síndrome de Raynaud es grave o da problemas, los médicos pueden recetar un medicamento para aliviarlo.

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Si su hijo tiene el síndrome de Raynaud:

  • Anímelo a hacer ejercicio. Esto le puede mejorar la circulación.
  • Prepárense en función del tiempo que haga:
    • Cuando afuera haga frío, haga que su hijo lleve varias capas de ropa de abrigo holgada; calcetines gruesos; gorro; y guantes o manoplas (las manoplas abrigan más).
    • Cuando haga calor, su hijo debería tener a mano un jersey o chaqueta para ponérselos en los lugares con aire acondicionado.
  • Ayude a su hijo a evitar cosas que pueden empeorar el síndrome de Raynaud, como:
    • fumar o ser fumador pasivo
    • la cafeína
    • el estrés
    • anillos, pulseras o zapatos que le vayan muy ajustados, porque la sangre puede tener más dificultades para circular por los vasos sanguíneos de la zona
  • Enseñe a su hijo a hacer ejercicios de relajación. Esto puede ayudarlo a controlar el estrés, sobre todo si el estrés es un desencadenante de los episodios en su hijo.
Revisado por: Larissa Hirsch, MD
Fecha de revisión: agosto de 2019