[Ir al contenido]

¿Los repelentes de insectos con DEET son seguros para los niños?

Revisado por: Larissa Hirsch, MD

Los repelentes de insectos que contienen DEET (N,N-Dietil-meta-toluamida) se han puesto a prueba y se han evaluado como seguros para niños mayores de 2 meses de edad. Pero sea cauto cuando los use: 

  • Escoja un repelente con no más del 10 al 30% de concentración de DEET (busque estas letras o la expresión "N,N-Dietil-meta-toluamida" en la etiqueta o el envase del repelente). 
  • Use las concentraciones más bajas si su hijo va estar en el exterior durante solo una o dos horas. 
  • Si va a estar más tiempo afuera, considere el uso de repelentes con concentraciones más altas de DEET. (Cuanto mayor sea la concentración, durante más tiempo durará el efecto del producto.) 

Por lo general, un repelente que contenga DEET no se debe aplicar más de una vez al día. 

El DEET se puede aplicar en la piel expuesta al exterior, así como sobre la ropa, los calcetines y los zapatos. Pero no ponga repelente con DEET en la cara de un niño, debajo de la ropa, sobre cortes o piel irritada ni en las manos de los niños pequeños. 

Así mismo:

  • No use un producto que contenga tanto protector solar como DEET. Los protectores solares se deben aplicar a menudo, mientras los repelentes con DEET no se deben usar más de una vez al día. 
  • Los productos que contengan concentraciones de DEET superiores al 30% no son más eficaces, y esta sustancia química (que se absorbe a través de la piel) aplicada en grandes cantidades puede ser tóxica. Siga las instrucciones de la etiqueta, el prospecto o el envase del medicamento. 
  • No aplique el repelente en las manos de los niños. Esto impide que se lo traguen cuando se llevan las manos a la boca. El DEET también les puede irritar los ojos cuando se los toquen. 
  • No pulverice el repelente cerca de la cara del niño. 
  • Aplique el repelente en un área abierta para que ni usted ni su hijo lo respiren. 
  • Lave la piel de su hijo con agua y jabón cuando vuelva a un interior, y lave toda la ropa que llevaba puesta antes de que se la vuelva a poner. 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) afirman que los repelentes que contienen ingredientes como la picaridina o el aceite de eucalipto de limón también protegen contra los mosquitos: 

  • La picaridina es un compuesto que contienen muchos repelentes de mosquitos que se usan en Europa, Australia, Latinoamérica y Asia. Su nombre químico (o composición molecular del medicamento), que puede encontrar en el listado de "ingredientes activos" del producto, es KBR 3023. Largos años de uso seguro de la picaridina en otras partes del mundo indican que se trata de una sustancia segura y eficaz. 
  • El aceite de eucalipto de limón se conoce también como P-mentano-diol (PMD). El PMD es un repelente elaborado con plantas que ofrece un tiempo de protección similar al de los productos con concentraciones bajas de DEET. No es recomendable usarlo con niños menores de 3 años de edad. 

Independientemente del repelente de insectos que usted escoja, revise su listado de ingredientes activos. Debería contener una de estas tres sustancias químicas que se sabe que son eficaces como protección contra los mosquitos. Y siga siempre al pie de la letra sus instrucciones de uso.

Revisado por: Larissa Hirsch, MD
Fecha de revisión: agosto de 2019