[Ir al contenido]

Las vacunas de su hijo: vacuna del rotavirus

¿Qué es el rotavirus?

El rotavirus es un virus que provoca vómitos y diarrea, sobre todo en lactantes y niños pequeños. Las guarderías y los jardines de infancia son lugares donde se declaran con frecuencia brotes de enfermedades provocadas por el rotavirus.

Calendario de la vacuna del rotavirus

La vacuna, que es un líquido que se administra por vía oral, es recomendable a los dos, cuatro y seis meses de edad. La pauta de administración depende de la marca concreta de la vacuna que se utilice.

¿Por qué es recomendable la vacuna del rotavirus?

El rotavirus puede causar diarreas graves, que pueden evolucionar a deshidratación, y algunos niños pueden incluso requerir hospitalización. La vacuna del rotavirus, aparte de proteger a los niños que la reciben, permite frenar la propagación del rotavirus en la comunidad.

Posibles riesgos asociados a la vacuna del rotavirus

Los efectos secundarios pueden incluir diarrea y vómitos, aparte de fiebre.

Cuándo posponer o evitar la vacuna del rotavirus

Esta vacuna no es recomendable si su hijo:

  • está enfermo en el momento de la vacunación, aunque un simple resfriado u otras enfermedades de poca importancia no deben impedir la vacunación
  • ha tenido una reacción alérgica grave a una dosis previa de la misma vacuna
  • padece una inmunodeficiencia combinada grave, un trastorno de origen genético.
  • ha tenido una invaginación intestinal, un tipo de obstrucción intestinal en el pasado

Informe al pediatra si su hijo es alérgico al látex, porque una de las marcas de la vacuna contra el rotavirus dispone de un aplicador de látex.

Hable con el pediatra de su hijo sobre si es o no conveniente administrarle a su hijo esta vacuna en el caso de que:

  • tenga alguna anomalía en el sistema digestivo o padezca una enfermedad gastrointestinal
  • tenga antecedentes de invaginación intestinal en el pasado
  • ha recibido hace poco gammaglobulina o una transfusión de sangre
  • tenga problemas en el sistema inmunitario debido a enfermedades como el cáncer; se medique con esteroides u otros fármacos que debilitan el sistema inmunitario; o se esté sometiendo a quimioterapia o a radioterapia.

Es posible que el médico de su hijo considere que las ventajas de vacunarlo superan sus riesgos potenciales.

Cuide de su hijo después de darle la vacuna del rotavirus

Para el dolor y la fiebre, consulte al médico de su hijo para saber si le puede administrar paracetamol o ibuprofeno, y para saber cuál es la dosis apropiada.

Si su hijo tiene vómitos o diarrea, dele cantidades reducidas y frecuentes de líquido y esté pendiente de posibles signos de deshidratación, como orinar menos de lo habitual.

¿Cuándo debería llamar al médico?

  • Llame al médico de su hijo si duda sobre si debería o no posponer o evitar la vacuna.
  • Llámelo también si surgen problemas tras la vacunación.

Raramente, algunos niños desarrollan invaginaciones intestinales durante la semana inmediatamente posterior a la recepción de la primera dosis de la vacuna. Por lo tanto, después de la primera dosis, esté pendiente de posibles signos de esta afección, como períodos de fuerte dolor abdominal acompañados de llantos desconsolados; vómitos; sangre o mucosidades en las heces; y aparente debilidad, somnolencia o inquietud.

Fecha de revisión: marzo de 2018