[Ir al contenido]

Consejos de seguridad: Béisbol

Revisado por: Amy W. Anzilotti, MD

En los Estados Unidos, el béisbol se considera desde hace décadas el pasatiempo nacional. Es muy entretenido. Pero quienes lo practican corren el riesgo de sufrir lesiones por los lanzamientos, las bolas bateadas y los choques en el campo de juego.

Estos consejos de seguridad pueden ayudar a proteger a los niños y adolescentes de lesiones cuando juegan béisbol.

Equipo seguro para béisbol

Usar el equipo adecuado puede ayudar a prevenir lesiones. Las reglas de seguridad de la mayoría de las ligas incluyen lo siguiente:

  • Cuando un jugador batea, espera para batear o está corriendo en las bases, debe llevar casco de bateo. Algunas ligas hasta requieren que lo lleven los lanzadores. Los cascos siempre deben quedar bien ajustados y se deben usar correctamente. Si el casco tiene una correa para la barbilla, debe estar ajustada. Si tiene una protección para los ojos o para el rostro, debe estar en buenas condiciones y correctamente unida al casco.
  • Los receptores siempre deben llevar casco, máscara, protección para la garganta, protector para el pecho, suspensores deportivos con protección para los testículos, espinilleras y guante cada vez que reciban lanzamientos, ya sea durante un partido, en la zona de práctica o durante el calentamiento.
  • Todos los jugadores deben usar suspensores deportivos. La mayoría de ellos (en especial los lanzadores, los receptores y los jugadores de cuadro) deben llevar protectores testiculares.
  • Los clavos del calzado de béisbol deben ser de plástico, en lugar de metálicos. La mayoría de las ligas jóvenes no permiten el uso de calzado con clavos de metal.

Algunas ligas tienen reglas que prohíben el uso de bates de aluminio, que golpean la pelota más fuerte que otros bates.

A algunos jugadores también les gusta usar lo siguiente:

  • calzas para béisbol, que se colocan debajo de los pantalones para proteger el cuerpo de raspaduras y cortes
  • guantes de bateo, que pueden prevenir el dolor en las manos al golpear la pelota
  • espinilleras y protecciones para el pie diseñadas para proteger a los jugadores de las pelotas que van hacia abajo
  • protector bucal

Entrenamiento de béisbol seguro

Para prevenir las lesiones durante el entrenamiento, los jugadores deben hacer lo siguiente:

  • Estar en forma antes de que comience la temporada.
  • Hacer siempre un calentamiento y estiramiento antes de la práctica y de los partidos.
  • Dejar de entrenar si se lesionan o sienten dolor y hacerse examinar por un entrenador deportivo, un entrenador, un médico o un enfermero antes de volver a entrenar.

Lanzamiento

Lanzar demasiado puede provocar lesiones graves. Las siguientes indicaciones pueden ayudar a prevenir lesiones al lanzar:

  • Siga las reglas de la liga sobre la cantidad máxima de entradas que los niños pueden lanzar. En general, son de cuatro a diez entradas por semana.
  • Respete los límites recomendados por el Instituto Americano de Medicina Deportiva y la Pequeña Liga de Estados Unidos:
    • 7 a 8 años: 50 lanzamientos en un día o 75 lanzamientos en una semana
    • 9 a 10 años: 75 lanzamientos en un día o 100 lanzamientos en una semana
    • 11 a 12 años: 85 lanzamientos en un día o 115 lanzamientos en una semana
    • 13 a 16 años: 95 lanzamientos en un día
    • 17 a 18 años: 105 lanzamientos en un día
  • Los lanzadores menores de 14 años deben limitar los lanzamientos totales a menos de 1000 por temporada y 3000 al año.
  • Los lanzadores deben tomarse al menos 3 meses de descanso al año de los deportes que requieren mucho movimiento de los brazos por encima de la cabeza, como el béisbol o el voleibol).
  • Si los lanzadores sienten dolor en el brazo que usan para lanzar, no se les debe permitir lanzar nuevamente hasta que el dolor haya desaparecido.

Juego seguro

Todos los entrenadores siempre deben poner el énfasis en el juego limpio. Esto incluye conocer las reglas y:

  • enseñarles a los jugadores cómo deslizarse correctamente
  • asegurarse de que el campo de juego esté en buenas condiciones y que cuente con bases desmontables (no fijas)
  • tener un botiquín de primeros auxilios a mano en todas las prácticas y juegos
Revisado por: Amy W. Anzilotti, MD
Fecha de revisión: febrero de 2019