[Ir al contenido]

Vaginosis bacteriana

¿Qué es la vaginosis bacteriana?

La vaginosis bacteriana es una infección leve de la vagina. La vaginosis bacteriana aparece cuando hay más bacterias "malas" que "buenas" en la vagina. Se trata de la infección vaginal más común en las mujeres jóvenes.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la vaginosis bacteriana?

Muchas muchachas no tienen ningún síntoma de vaginosis bacteriana. Pero quienes los tienen tal vez noten lo siguiente:

  • flujo vaginal blanco o gris
  • olor desagradable (similar al del pescado) que se nota más durante el período (menstruación) o después de tener relaciones sexuales

La vaginosis bacteriana no suele causar picazón ni ardor. Si una muchacha tiene esos síntomas, el médico buscará otras afecciones.

¿Cuáles son las causas de la vaginosis bacteriana?

En la vagina hay muchas bacterias buenas y saludables. Estas bacterias ayudan a proteger a la vagina de las bacterias nocivas que pueden provocar síntomas como flujo con olor desagradable. Las muchachas con vaginosis bacteriana tienen menos bacterias buenas de lo habitual y esto permite el crecimiento de más bacterias nocivas (malas). Cuando el equilibrio normal de bacterias de la vagina cambia, una muchacha puede comenzar a tener síntomas de vaginosis bacteriana.

Aunque los médicos no saben con exactitud qué es lo que causa la vaginosis bacteriana, algunas cosas pueden hacer que sea más probable su aparición. Por ejemplo:

  • las duchas vaginales
  • fumar
  • tener nuevas parejas sexuales o muchas parejas sexuales diferentes (hombres o mujeres). La vaginosis bacteriana no se considera una enfermedad de transmisión sexual. Pero las probabilidades de contraerla parecen aumentar con la cantidad de parejas sexuales que tiene una mujer.

En contadas ocasiones, incluso las muchachas que nunca han tenido relaciones sexuales pueden padecer vaginosis bacteriana. No es posible contraer vaginosis bacteriana a través de los asientos de inodoro, las sábanas, las toallas o las piscinas.

¿Cómo se diagnostica la vaginosis bacteriana?

El médico o la enfermera hará lo siguiente:

  • hará preguntas sobre tu salud en el pasado y sobre tus síntomas actuales
  • te revisará. Si tienes un flujo molesto, el médico tal vez te realice un examen pélvico para observar el interior de la vagina.
  • recolectará una muestra de flujo vaginal con un hisopo de algodón para analizarlo en el consultorio o en un laboratorio

¿Cómo se trata la vaginosis bacteriana?

La vaginosis bacteriana se trata habitualmente con antibióticos. Los antibióticos pueden ser de dos tipos:

  • píldoras que se tragan
  • cremas o geles que se colocan en el interior de la vagina con un aplicador, del mismo modo que un tampón

Como la vaginosis bacteriana puede volver a aparecer, las muchachas deben tomar antibióticos durante un tiempo. Aun cuando te sientas mejor cuando hayas tomado la mitad de los antibióticos, asegúrate de tomar todos los que te indicaron. Esta es la mejor manera de matar las bacterias nocivas.

Es probable que tu médico te mencione algunas cosas que debes evitar mientras estás tomando el antibiótico. Por ejemplo:

  • Algunas cremas pueden debilitar los condones y los diafragmas (incluso después del tratamiento).
  • En algunos casos, algunos medicamentos pueden provocar reacciones adversas con las bebidas alcohólicas.

Pregunta si debes evitar algo mientras estás tomando el medicamento.

Si una muchacha mantiene relaciones sexuales con hombres, no es necesario que ellos se hagan una prueba. Pero si una muchacha mantiene relaciones sexuales con otra muchacha, su pareja también debe hacerse una prueba y, si tiene síntomas, debe recibir tratamiento.

¿Es posible prevenir la vaginosis bacteriana?

No siempre es posible prevenir la vaginosis bacteriana. Pero puedes reducir las probabilidades de contraerla si haces lo siguiente:

Además, debes usar un condón cada vez que tengas relaciones sexuales (vaginales, orales o anales). Esto también te ayuda a protegerte de las enfermedades de transmisión sexual.

¿Qué problemas pueden surgir?

En la mayoría de los casos, si se trata adecuadamente, la vaginosis bacteriana desaparece sin ningún problema. Si la vaginosis bacteriana no se trata, se incrementan las probabilidades de que una muchacha tenga problemas de salud, como los siguientes:

  • enfermedades de transmisión sexual, herpes, clamidiasis, gonorrea o VIH
  • problemas durante el embarazo, como dar a luz de manera anticipada o tener un bebé demasiado pequeño
  • enfermedad inflamatoria pélvica, que puede hacer que resulte difícil o imposible quedar embarazada

Las infecciones como la vaginosis bacteriana son uno de los motivos por los que las muchachas que tienen relaciones sexuales deben realizarse controles ginecológicos y análisis de enfermedades de transmisión sexual, aun cuando no tengan síntomas. La mayoría de las muchachas con vaginosis bacteriana no notan ningún síntoma; por lo tanto, es posible que no sepan que tienen la infección y tal vez no reciban tratamiento.

La vaginosis bacteriana puede ser leve, pero es necesario tratarla para prevenir otros problemas. Los médicos y los enfermeros pueden diagnosticar y tratar la vaginosis bacteriana para asegurarse de que te mantengas sana.

Fecha de revisión: octubre de 2019