[Ir al contenido]

¿La vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) causa parálisis?

Hay una chica en mi clase que dice que, si te pones la vacuna contra el virus del papiloma humano, serás más proclive a quedarte paralizado. ¿Es verdad?
– Jeyne*

Probablemente, tu compañera de clase estaba hablando del síndrome de Guillain-Barré. El síndrome de Guillain-Barré es una afección médica muy poco frecuente donde el sistema inmunitario ataca a los nervios. La gente con un síndrome de Guillain-Barré a veces se queda paralizada (sin poderse mover). La mayoría de las veces se trata de algo pasajero y la persona mejora.

Los científicos no saben exactamente qué es lo que causa este síndrome, pero este se puede manifestar a partir de infecciones y, ocasionalmente, después de vacunarse. Unas pocas personas han informado de haber desarrollado este síndrome después de haberse puesto la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH). Los expertos han investigado detenidamente esta cuestión, pero no han detectado ninguna relación entre en síndrome de Guillain-Barré y la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH). Los expertos creen que lo más probable es que las personas afectadas habrían desarrollado este síndrome en cualquier caso y dio la casualidad de que se pusieron la vacuna en torno al mismo momento en que el síndrome se empezó a manifestar.

Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. han estudiado la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) en profundidad y la han aprobado como una vacuna segura. Los CDC y la FDA siguen supervisando la aplicación de esta vacuna para asegurarse de que no está causando problemas de salud graves, lo mismo que hacen con cualquier vacuna.

Aunque todas las vacunas se asocian a un riego reducido de desencadenar reacciones alérgicas, los efectos secundarios de la vacuna contra el virus del papiloma humano son mayoritariamente de poca importancia. Las personas vacunadas pueden notar inflamación o dolor en el lugar del pinchazo, o sentirse mareadas después de recibir la inyección.

Los médicos recomiendan vacunar a todos los niños de ambos sexos a los 11 o 12 años de edad para protegerlos contras los graves problemas de salud que puede causar el VPH (como el cáncer). Los adolescentes y los adultos jóvenes que no hayan empezado o no hayan podido completar la serie de vacunas se las pueden poner más adelante; las chicas hasta los 26 años de edad y los chicos hasta los 21 años. Los adultos jóvenes que se expongan a un alto riesgo de contraer esta infección se pueden poner la vacuna contra el virus del papiloma humano hasta los 26 años de edad.

* Se han cambiado los nombres para proteger la privacidad de los usuarios.

Fecha de revisión: marzo de 2019