[Ir al contenido]

¿Y si te contagias la gripe H1N1 (porcina)?

Revisado por: Kate M. Cronan, MD

Probablemente te has estado preguntando qué debes hacer si te contagias la gripe o influenza H1N1 (también llamada "gripe porcina"). La buena noticia es que la gripe H1N1 no es tan diferente de la gripe estacional común. A pesar de que a los expertos les preocupaba que el virus H1N1 mutara en una cepa gripal más fuerte, hasta ahora no ha sucedido.

Dado que la gripe H1N1 es similar a la gripe común, usualmente se trata en el hogar de una manera bastante parecida. Esto es lo que debes hacer si presentas síntomas gripales, como fiebre, secreciones en la nariz o tos:

Empieza por llamar al médico. Tu médico puede evaluar la situación y, en algunos casos, administrar un medicamento antiviral para disminuir los síntomas y acortar el tiempo de la enfermedad.

Quédate en casa sin asistir a la escuela (o el trabajo u otras actividades). Descansar en casa puede contribuir a recuperarte más rápido. También evita que la gripe se transmita a otras personas. Por eso, los médicos recomiendan que las personas con síntomas gripales permanezcan en su casa al menos 24 horas después de que la fiebre haya desaparecido por sí sola (sin la ayuda de medicamentos antifebriles). Por supuesto, si no te sientes bien después de que la fiebre ha desaparecido, te convendrá descansar hasta que te mejores.

Bebe gran cantidad de líquido. Al engriparte puedes deshidratarte; especialmente si tienes vómitos o diarrea. Por eso, necesitas abastecer tu cuerpo de líquidos. Lo más conveniente es beber la vieja y querida agua. Pero si estás enfermo, está bien ignorar la regla sobre no excederse con las bebidas con azúcar, como los jugos o las bebidas para deportistas. En ese momento, tu objetivo principal es permanecer hidratado.

Limita el consumo de cafeína. Las únicas bebidas que no son convenientes son las que contienen cafeína, como los refrescos con gas, el café o las bebidas energizantes. La cafeína hace orinar más. No está claro si esto produce deshidratación, pero… ¿por qué arriesgarse? No consumas bebidas con cafeína como fuente principal de líquidos.

Duerme mucho. Dormir y descansar pueden mantener el funcionamiento del sistema inmunológico al máximo nivel.

Toma acetaminofeno (paracetamol) o ibuprofeno para aliviar la fiebre y los dolores, pero evita la aspirina. La aspirina expone a los adolescentes a un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad infrecuente pero grave, llamada síndrome de Reye. Los medicamentos de venta libre para los resfríos o la tos pueden aliviar algunos síntomas gripales y los medicamentos para el malestar estomacal pueden ser útiles para la diarrea, por ejemplo. De todos modos, lee la etiqueta antes de tomarlos. La aspirina puede aparecer en los lugares menos pensados.

Usa capas de ropa. Podrías tener frío en un momento y calor al siguiente. Usar varias capas de ropa facilita agregar o quitar ropa según lo necesites.

Protege a los demás. Lávate las manos con frecuencia, evita compartir vasos o utensilios de cocina, tose o estornuda sobre tu codo (no sobre las manos) y arroja los pañuelos descartables usados a la basura. Si puedes evitarlo, no querrás contagiar la gripe a los demás. El desinfectante para manos es un eficaz reemplazo del lavado de manos si no tienes acceso al agua y el jabón.

La mayoría de las personas que contraen la gripe H1N1 se recuperan solas en alrededor de una semana. Pero si tienes temperatura alta por más de unos pocos días, problemas para respirar o parece que mejoras pero vuelves a sentirte mal, llama al médico inmediatamente.

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2009