[Ir al contenido]

Actividades extracurriculares

Revisado por: Steven Dowshen, MD

¿Estás aburrido? ¿Estás buscando un nuevo desafío?

Puedes mirar baloncesto, béisbol, atletismo, tenis, voleibol y fútbol por ESPN o puedes verdaderamente disfrutar de estos deportes uniéndote al equipo de tu escuela. ¿No te atraen los deportes en equipo? ¿Qué te parece el club de francés, el consejo estudiantil, la radio, la sociedad de honor, el anuario, el club de ajedrez, el grupo de teatro, la Olimpíada de ciencias, el coro, la liga de matemáticas, ROTC, la banda escolar, Business Professionals of America o el club de danza?

Tantas opciones pueden resultar apabullantes, pero participar en nuevas actividades con nuevas personas es una manera entretenida de desafiarte a ti mismo. Aquí se incluyen algunos aspectos básicos y beneficios de participar.

¿Cuáles son las ventajas de las actividades extracurriculares?

¿Qué es lo que obtienes? Tienes la posibilidad de explorar tus intereses físicos, creativos, sociales, políticos y profesionales con personas que piensan como tú. Encontrarás amigos, porque probar cosas nuevas puede ponerte en contacto con personas que no conocías y que comparten tus intereses y tu curiosidad.

Puedes participar en grupos como un modo de obtener el apoyo de otros estudiantes con tu mismo origen, como los clubes de latinos o judíos. Un club o un grupo también puede ser una excelente manera de conocer a personas que no se parecen a ti. Existen muchos programas que reúnen a personas diferentes como una forma de eliminar las barreras que existen entre la gente.

Participar en actividades extracurriculares también te ayuda de otras maneras: es un elemento positivo en las solicitudes universitarias y laborales, y les demuestra a los encargados de la admisión y los empleadores que estás bien formado y eres responsable. Las actividades específicas son de ayuda para los objetivos específicos. Por ejemplo, si quieres enseñar un idioma o conseguir un trabajo bilingüe, ser presidente del club de español demuestra la seriedad de tu compromiso.

¿Cómo puedo encontrar la actividad adecuada para mí?

Revisa las actividades que ofrece tu escuela y escucha las experiencias de otros estudiantes para encontrar una actividad que satisfaga tus necesidades. Piensa en tus intereses, tus habilidades y el tiempo que tienes. ¿Siempre quisiste actuar? ¿Estás cansado de lanzar al aro a solas? ¿Estás buscando hacer nuevos amigos o recibir apoyo? ¿Necesitas mejorar el atractivo de tu solicitud universitaria? No te limites a lo conocido; prueba algo nuevo.

Piensa en los diferentes roles que te gustaría probar en un grupo: presidente, capitán, participante, líder, apoyo. Todos los roles son importantes. Ser presidente te da habilidades de liderazgo y organización, pero implica mayores responsabilidades; mientras que si eres un integrante del grupo tendrás una estructura y menos estrés. También pueden ofrecer tus habilidades para las áreas en las que son necesarias; por ejemplo, puedes aprovechar tu facilidad para las matemáticas y convertirte en tesorero del club.

¿Cómo hago para participar?

Al principio del año escolar, los profesores y directores suelen tener una lista de las actividades a las que te puedes unir; por ejemplo, el profesor de historia podría ser el asesor para el anuario. Visita el sitio de tu escuela o las publicaciones del boletín de anuncios. Pregúntales a tus amigos qué les gusta. Puedes unirte inmediatamente o esperar a ver cómo son tus horarios e inscribirte más adelante.

Hazle preguntas al asesor de la actividad antes de unirte. Estas son algunas de las cosas que podrías preguntar:

  • Edad. Tal vez debas tener una determinada edad o estar en un grado específico para poder unirte a una actividad.
  • Tarifa. ¿Es necesario pagar para unirse? ¿Cuánto? ¿Existen otros costos por salidas, uniformes, disfraces u otros gastos? Tal vez tengas que ayudar a recaudar dinero.
  • Examen físico. Si te unes a un equipo, es posible que debas hacerte un examen físico predeportivo. Si hablas con el médico de tu familia, él podrá ayudarte a decidir si un equipo es una buena elección en tu caso.
  • Calificaciones. Muchos grupos requieren que tengas un promedio general mínimo para poder participar.
  • Tiempo. Si practicas deportes de forma competitiva, debes tener tiempo para entrenar y competir. Algunos clubes tal vez se reúnan cada quince días, mientras que otros se reúnen todos los días después de la escuela o durante los fines de semana.

Si no encuentras lo que quieres, prueba en un centro comunitario u ofrécete como voluntario en una organización sin fines de lucro o una empresa local. Puedes visitar sitios como VolunteerMatch para encontrar oportunidades de voluntariado en tu zona.

¿Qué puedo hacer si asumo demasiadas actividades?

Es fácil unirse a demasiadas actividades. Por lo tanto, haz todas las preguntas que puedas antes de unirte. Siéntate con tu horario escolar, tu horario de trabajo y el de tus otras actividades e intenta imaginar algo realista. ¿Estás en una clase que requiere tiempo de estudio adicional? ¿Tienes que concentrarte en tus calificaciones? ¿El autobús solo viene cada una hora una vez que finalizó el entrenamiento? ¿Tendrás tiempo para comer, dormir y relajarte? Todos necesitan relajarse. Si una actividad le suma mucho estrés a tu vida, entonces no es para ti.

Es importante que mantengas un equilibro entre el trabajo escolar, las actividades extracurriculares, el trabajo, la vida social y tu salud. Si te unes a un club y debes abandonarlo por algún motivo, habla con el asesor o el entrenador. Sé directo y amable, y explícale tu situación y tus sentimientos. A veces, simplemente no es lo que estás buscando o te lleva demasiado tiempo. Tal vez puedas participar de una forma que requiera menos tiempo o volver a unirte más adelante.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: marzo de 2017