[Ir al contenido]

Fumar

La mayoría de nosotros sabemos que fumar tiene las siguientes consecuencias:

  • provoca cáncer, enfermedad pulmonar y enfermedad cardíaca
  • puede acortar tu vida en 10 años o más
  • puede costar miles de dólares al año
  • Entonces, ¿por qué seguimos fumando? La respuesta es sencilla: se trata de una adicción.

Una vez que comienzas a fumar, es difícil dejar de hacerlo

Fumar es un hábito difícil de abandonar porque el tabaco contiene nicotina, que es una sustancia química muy adictiva. Al igual que ocurre con la heroína y otras drogas adictivas, el cuerpo y la mente se acostumbran fácilmente a la nicotina presente en los cigarrillos. En poco tiempo, una persona necesita esa sustancia para sentirse normal.

Las personas comienzan a fumar por distintas razones. Algunas creen que se ve bien. Otras comienzan a hacerlo porque los integrantes de su familia o amigos fuman. Prácticamente todos los adultos que consumen tabaco comenzaron a usarlo cuando tenían 18 años. La mayoría jamás pensó que se volvería adicto. Por eso es mucho más sencillo no comenzar a fumar.

¿Qué ocurre con los cigarrillos electrónicos y las hookahs?

Las personas no solo se vuelven adictas a los cigarrillos tradicionales.

También debes tener cuidado con el vapeo. Los cigarrillos electrónicos, que funcionan con baterías, usan cartuchos cargados con nicotina, saborizantes y otras sustancias químicas peligrosas y las convierten en un vapor para inhalar.

Algunas personas creen que los cigarrillos electrónicos son más seguros que los tradicionales porque no contienen tabaco. Pero los demás ingredientes que tienen también son peligrosos. De hecho, hay casos documentados de graves daños pulmonares e incluso fallecimientos entre personas que usan cigarrillos electrónicos. Por eso, los expertos en salud advierten sobre el uso de estos productos.

Las hookahs son pipas de agua que se usan para fumar tabaco a través de una manguera con una boquilla. Algunas personas creen que son más seguras que los cigarrillos porque el humo se enfría al pasar a través del agua. Pero basta con mirar el ungüento negro que se acumula en la manguera de las hookahs. Parte de esta mezcla llega a la boca y los pulmones de quienes las usan. Y como las hookahs no tienen filtros y las personas suelen usarlas por largos períodos de tiempo, los riesgos para la salud tal vez sean mayores. Las hookahs se suelen compartir, por lo tanto, también existe el riesgo de contagio de gérmenes a través de la pipa.

¿De qué manera fumar puede afectar la salud?

Muchas de las sustancias químicas presentes en los cigarrillos, como la nicotina y la cianida, son venenos que, en dosis elevadas, pueden matar a una persona. El cuerpo es inteligente. Cuando está siendo envenenado, se defiende. Quienes fuman por primera vez suelen sentir dolor o ardor en la garganta y los pulmones, y algunos de ellos incluso vomitan las primeras veces que prueban el tabaco.

Con el paso del tiempo, el cigarrillo causa problemas de salud como los siguientes:

  • enfermedad cardíaca
  • accidente cerebrovascular
  • daño en los pulmones
  • muchos tipos de cáncer, incluido el cáncer de pulmón, garganta, estómago y vejiga

Otros problemas incluyen los siguientes:

  • enfermedad de las encías
  • dientes amarillos
  • enfermedad ocular
  • mayor riesgo de infecciones (como neumonía)
  • mayor riesgo de sufrir diabetes
  • huesos más débiles y que se fracturan con más facilidad • problemas en la piel, como psoriasis (un tipo de salpullido)
  • arrugas en la piel
  • úlceras

El cigarrillo puede afectar la salud sexual, tanto de los hombres como de las mujeres. Las mujeres que fuman y usan métodos anticonceptivos a base de hormonas, como la píldora, el parche o el anillo tienen riesgos más elevados de sufrir problemas graves de salud, como ataques cardíacos. Y si una mujer desea quedar embarazada, fumar puede hacer que esto resulte más difícil.

Además de estos problemas a largo plazo, las sustancias químicas presentes en los cigarrillos y otros productos también pueden afectar rápidamente al cuerpo. Los fumadores adolescentes pueden tener muchos de los siguientes problemas:

  • Mal aliento. Los cigarrillos dejan a los fumadores con una afección llamada halitosis o mal aliento duradero.
  • Ropa y cabello con olor desagradable. El olor del humo suele quedar impregnado, no solo en la ropa sino también en el cabello, los muebles y los automóviles. Es difícil deshacerse del olor a humo de cigarrillo.
  • Problemas para mantener el rendimiento deportivo. En general, los fumadores no pueden competir con quienes no fuman. Los efectos físicos del cigarrillo, como ritmo cardíaco acelerado, menor circulación y falta de aire, afectan el rendimiento deportivo.
  • Mayores riesgos de lesiones y mayor tiempo para curarse. El cigarrillo afecta la capacidad del cuerpo para generar colágeno. Por eso, las lesiones deportivas comunes, como daños en los tendones y ligamentos, se curan más lentamente en los fumadores que en quienes no fuman.
  • Mayor riesgo de enfermedades. Los estudios demuestran que los fumadores se enferman más con resfriados, gripe, bronquitis y neumonía que quienes no son fumadores. Y las personas con ciertas enfermedades, como el asma, se enferman más si fuman (y, con frecuencia, si están cerca de personas que fuman). Los adolescentes que fuman como una forma de perder peso suelen encender un cigarrillo en lugar de comer. Por lo tanto, es posible que sus organismos no cuenten con los nutrientes que necesitan para crecer, desarrollarse o combatir las enfermedades.

Cómo mantenerse alejado del cigarrillo y el tabaco

Todas las formas de tabaco (cigarrillos, pipas, hookahs y tabaco sin humo) son un riesgo para la salud. No sirve de nada reemplazar un producto por otro que afirma ser mejor para la salud, como los cigarrillos electrónicos, los cigarrillos con filtros o los cigarrillos con bajo contenido de alquitrán.

Lo único que realmente ayuda es mantenerse alejado de todos esos productos. Esto no siempre es sencillo, en especial si todas las personas que te rodean fuman o vapean. Tal vez te resulte útil estar preparado con razones para decir que no cuando te sientas presionado. Puedes decir "no me gusta" o "quiero mantenerme en forma para el fútbol" (o el fútbol, el baloncesto u otros deportes).

Si fumas o vapeas y deseas dejar de hacerlo, cuentas con mucha información y apoyo a tu disposición. No todas las personas tienen el mismo enfoque a la hora de dejar de fumar. A algunas las ayuda dejar de fumar por completo. Otras prefieren un enfoque más gradual. Algunas personas se dan cuenta de que les ayuda participar de un grupo de apoyo, especialmente para adolescentes.

También puedes encontrar información y apoyo en línea en:

Cuando intentes dejar de fumar, recuerda que los primeros días son los más difíciles. Por lo tanto, no te des por vencido. Algunas personas tienen varias caídas antes de dejar el hábito para siempre.

Dejar de fumar te dará más energía, hará que te veas mejor y te permitirá tener más dinero en tu bolsillo. Y lo más importante es que tendrás más vida para vivir.

Fecha de revisión: septiembre de 2019