[Ir al contenido]

Cómo explicarle a tu pareja que tienes una enfermedad de transmisión sexual

Revisado por: Mary L. Gavin, MD

¿Qué son las enfermedades de transmisión sexual?

Las enfermedades de transmisión sexual, abreviadas como ETS, son infecciones que se contagian de una persona a otra a través de las relaciones sexuales (vaginales, orales o anales) o del contacto íntimo. También se conocen como infecciones de transmisión sexual o ITS. Si se dejan sin tratar, se pueden contagiar y causar problemas graves de salud a ti y a tus compañeros sexuales.

Una persona con una enfermedad de transmisión sexual puede tener síntomas o bien no presentar ninguno en absoluto. Cuando la gente se encuentra perfectamente, no sabe que tiene una infección que puede contagiar a otras personas. Por eso, los médicos recomiendan a las personas que mantienen relaciones sexuales (o que las han mantenido antes) que se hagan pruebas para detectar las ETS.

¿Por qué tenemos que informar a nuestros compañeros sexuales?

¿Y qué haces si das positivo en las pruebas para detectar las ETS? Después de tratarte, es importante que informes a tus compañeros sexuales. ¿Por qué? Su salud está en riesgo, así que necesitan saber qué es lo que está ocurriendo. Es normal estar preocupado, avergonzado e incluso asustado. Pero, para proteger a tu pareja, esta es una conversación que necesitan tener.

¿Necesitas más razones?

  • Las enfermedades de transmisión sexual pueden causar graves problemas de salud, sobre todo si no se detectan ni se tratan.
  • Algunas de ellas reducen las probabilidades de tener hijos más adelante si no se tratan desde el principio.
  • Informar a un compañero sexual anterior o actual le da la oportunidad de hacerse las pruebas y, en caso necesario, de tratarse.
  • Informar a un futuro compañero sexual le permitirá tomar una decisión bien fundamentada sobre su propia salud.
  • Si te estás tratando una enfermedad de transmisión sexual pero tu pareja no se la trata, podrías volver a contagiarte.
  • No informar a un compañero sexual sobre una enfermedad de transmisión sexual teniendo un diagnóstico confirmado puede ser un delito en algunos estados.

Cómo informar a un nuevo compañero sexual sobre una ETS que hemos contraído

Si tienes una enfermedad de transmisión sexual activa, es normal que estés nervioso por tenérselo que explicar a alguien que no lo sepa. Cada persona puede plantear este tema de una forma diferente.

Aquí tienes algunas ideas para enfocar la conversación:

Imagina que tú eres la otra persona. ¿Qué esperarías que hiciera y dijera tu pareja si estuviera en tu piel? Enorgullécete de tus intenciones. Tu disposición a mantener esta difícil conversación demuestra que tu pareja y la relación que mantienen te importan. Somos más propensos a respetar y confiar en las personas que son lo bastante sinceras (¡y valientes!) para hablar sobre temas difíciles, como las ETS.

Lo mejor es ser directo. Podrías empezar diciendo: "Antes de mantener relaciones sexuales, quiero que hablemos sobre las enfermedades de transmisión sexual y los métodos anticonceptivos porque yo tengo una ETS". Explica a tu pareja qué tipo de ETS tienes y cómo la has contraído. No hace falta que le des todos los detalles de tus relaciones anteriores, pero mostrarte abierto a hablar y a responder a sus preguntas le puede ayudar a sentirse más cómodo.

Lo mejor es ser sincero. Es preferible que tu pareja lo sepa porque se lo habrás dicho antes de que se pueda contagiar.

Deja fluir la conversación con naturalidad. Escucha en vez de ser el único que habla. Prepárate para que tu pareja se quede muy sorprendida. Cada persona reacciona a las noticias de formas diferentes.

Algunas pueden asustarse mucho. Otras pueden tener montones de preguntas. Y hay otras que solo necesitan tiempo para pensar.

No presiones a tu pareja para que tome decisiones sobre la relación sexual o sentimental que mantienen de inmediato. Es normal querer que tu pareja te acepte y te tranquilice después de revelarle una información tan personal. Pero dale algo de espacio. Puedes proponer, por ejemplo, lo siguiente: "Sé que lo más probable es que necesites tiempo para pensar sobre lo que te acabo de contar". Eso demuestra que estás seguro de ti mismo y eres dueño de tus actos.

Anima a tu pareja a hacer preguntas. Mientras hablen, dale información a tu pareja sobre las ETS. Si no puedes responder todas sus preguntas, no pasa nada. Dile que no lo sabes y después podrían ir los dos a un centro de salud o buscar juntos en internet para saber más.

Si tu pareja y tú deciden no mantener relaciones sexuales (vaginales, anales u orales), hay otras maneras de estar en intimidad o de expresar lo que sienten. Si deciden mantener relaciones sexuales, utilicen condones para no correr ningún riesgo.

Cómo contarle a tu pareja actual que has contraído una ETS

Que te diagnostiquen una enfermedad de transmisión sexual mientras estás en una relación puede despertar muchas emociones. Tal vez cuestiones tu confianza en tu pareja o te avergüences de haberla engañado. Pero ten en cuenta que algunas enfermedades de transmisión sexual no dan síntomas de inmediato. Es posible que tu pareja o tú se hayan contagiado en una relación anterior sin tan siquiera saberlo.

Si averiguas que tienes una enfermedad de transmisión sexual mientras estás en una relación, habla con tu pareja lo antes posible. Sé sincero, aunque antes no lo hayas sido. Es posible que tu pareja se disguste e, incluso, que se enfade, lo que puede ser difícil de sobrellevar.

La mejor manera de ayudar a tu pareja es escuchando sus preocupaciones y temores y brindándole información sobre las ETS. Da tiempo a tu pareja para que asimile esa información.

Si tu pareja y tú ya han mantenido relaciones sexuales, dejen de mantenerlas hasta que se hayan hecho las pruebas los dos, incluso aunque tu pareja no tenga ningún síntoma. Lo más probable es que ambos necesiten tratamiento. Tomen todas las medicaciones siguiendo las indicaciones del médico al pie de la letra. Si has contraído una ETS, como el herpes o el VIH, tratártela puede reducir las probabilidades de contagiársela a tu pareja.

Si tu pareja o tú tienen múltiples compañeros sexuales, es importante que todos se hagan las pruebas y se traten. Si crees que ya hace tiempo que contrajiste una ETS, necesitas informar a tus anteriores compañeros sexuales. Ellos también deberían hacerse las pruebas.

Puede ser embarazoso, pero contar a nuestros compañeros sexuales que hemos contraído una ETS es lo correcto. Si crees que padeces una enfermedad de transmisión sexual o tienes preguntas sobre este tipo de enfermedades, habla con un médico, un centro de planificación familiar o el consultorio médico de tu centro de estudios. Para prevenir futuras ETS, utiliza un condón de la manera correcta cada vez que mantengas relaciones sexuales.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: mayo de 2019