[Ir al contenido]

Coronavirus (COVID-19): ¿Cuáles son los distintos tipos de pruebas?

A medida que el coronavirus (COVID-19) se va extendiendo por las comunidades, los padres se pueden preguntar si su familia se debería hacer pruebas, sobre todo si alguien se pone enfermo o se ha relacionado con una persona contagiada por el COVID-19. Hable con su médico o con el médico de su hijo para saber si merece la pena hacerse una de estas pruebas.

¿Qué tipos de pruebas existen para el coronavirus (COVID-19)?

Los dos tipos principales de pruebas para el coronavirus son las que permiten detectar una infección en el momento de la prueba o bien una infección previa en el pasado.

Pruebas para detectar infecciones actuales

Para saber si alguien está infectado por el coronavirus, los profesionales de la salud buscan trozos o fragmentos del virus en una muestra de saliva o de mucosidades. Estas pruebas informan sobre si la persona está infectada el día en que se hace la prueba. 

Los profesionales de la salud pueden:

  • Usar un largo bastoncillo de algodón para extraer una muestra del interior de la nariz (al principio de las ventanas nasales, en la parte media de la nariz o hacia el final de la nariz), la garganta, dentro de las mejillas, en las encías o la lengua. 
  • Darle a la persona un recipiente para que escupa o tosa dentro de él. 

Una persona se puede hacer esta prueba en el consultorio de un médico o en otros lugares (como una farmacia o lugares especialmente habilitados para hacer este tipo de pruebas). En algunas zonas se hacen pruebas de COVID-19 desde el automóvil, que permiten que la gente se quede en su coche mientras le hacen la prueba. En algunos lugares dedicados a hacer este tipo de pruebas, la gente se pasa a sí misma el bastoncillo de algodón siguiendo las indicaciones del equipo médico. Hasta se venden unos kits especiales que pueden pedir las familias para hacerse la prueba en su casa.

Dependiendo del tipo de prueba que se haga, los resultados pueden estar listos el mismo día de la prueba o tardar una semana o más si se tienen que llevar a un laboratorio. Habitualmente, los kits que se pueden hacer en casa se deben enviar a un laboratorio. Los resultados pueden tardar más si la comunidad está haciendo muchas pruebas al mismo tiempo.

Un resultado "positivo" indica que una persona está infectada por el coronavirus, y uno "negativo" indica que no lo está. Pero a veces los resultados de la prueba no son exactos. El resultado de esta prueba puede ser negativo a pesar de que una persona tenga el virus en su cuerpo. Por eso, algunas personas se hacen una segunda prueba. Raramente, la prueba puede dar positivo en personas que no están infectadas por el virus. 

Los resultados imprecisos o inexactos son más probables cuando la prueba se lleva a cabo muy pronto o muy tarde con respecto al momento de la infección. Estas pruebas tienden a ser más precisas cuando se hacen pocos días después de exponerse al virus o de que aparezcan los síntomas.

Antes de hacerse la prueba, asegúrese de que entiende sus instrucciones. Para hacerle a su hijo la prueba usando un bastoncillo de algodón, ayúdelo a que se quede bien quieto para que el profesional de la salud pueda tomarle bien la muestra. Cuanto mejor se recoja la muestra, más precisos serán sus resultados.

Pruebas para detectar infecciones previas en el pasado

Para saber si una persona se ha infectado con el coronavirus en el pasado, los profesionales de la salud miden los anticuerpos, que el cuerpo ha fabricado después de infectarse. Estas prueban indican si una persona estaba infectada en el pasado, por lo menos, 2–3 semanas antes de hacerse la prueba. Este es el tiempo que tarda el cuerpo en fabricar anticuerpos después de una infección por COVID-19. Pero esta prueba no informa sobre si la persona está infectada en el momento en que se hace la prueba; por eso, esta prueba no se puede usar para diagnosticar las infecciones por COVID-19. 

Esta prueba es un análisis de sangre, en que la muestra se extrae a partir de una vena o pinchando la punta del dedo. Los resultados pueden estar disponibles el mismo día de la prueba o tardar hasta una semana más. No existen kits para hacerse la prueba de anticuerpos en casa.

Los expertos no están seguros sobre si los anticuerpos protegen o no a la persona de cara al futuro. Y, en el caso de que la protejan, no tienen claro cuánto tiempo dura este tipo de protección.

Después de hacerse la prueba 

Si a su hijo le van a hacer una prueba del coronavirus, hable con su médico sobre qué significarán los resultados para su familia. Una persona que dé positivo, significa que está infectada y que es contagiosa. Deberá quedarse en casa para impedir contagiar el virus a otras personas. A veces, la gente tiene que quedarse en casa incluso aunque haya obtenido unos resultados negativos. El médico de su hijo les indicará cuáles son los siguientes pasos que deberá tomar.

Fecha de revisión: agosto de 2020