[Ir al contenido]

Coronavirus (COVID-19): Cómo proteger a los bebés y los niños pequeños

A medida que la pandemia del coronavirus (COVID-19) continúa, hemos aprendiendo más acerca del virus y cómo protegernos de él. Las medidas más importantes son las siguientes:

A medida que las comunidades vuelven a sus actividades normales, el uso de mascarillas en público será todavía más importante. Pero los niños deben tener más de 2 años de edad para usarlas. Los padres tal vez se pregunten de qué manera pueden ayudar a proteger a sus bebés y niños pequeños.

¿Por qué la gente debe usar mascarillas?

El coronavirus se puede propagar cuando la gente respira, habla, tose o estornuda. Cuando alguien usa una mascarilla, evita que el virus llegue a otras personas. Esto es cierto incluso para las personas que se sienten bien y no presentan síntomas porque pueden estar infectadas y no saberlo.

Usar una mascarilla también puede evitar que el virus llegue a la persona que usa la mascarilla. Si todos usan una mascarilla  al estar en público, el contagio será menor. Y como los niños menores de 2 años no pueden usar mascarillas, estarán protegidos del virus cuando las personas que los rodean las usan.

¿Por qué los bebés y niños pequeños no deben usar una mascarilla?

Los bebés y los niños menores de dos años no deben usar mascarillas por los siguientes motivos:

  • Tienen vías aéreas más pequeñas; por eso les cuesta más respirar a través de una mascarilla.
  • Si les cuesta respirar y no pueden decírselo a nadie ni quitarse la mascarilla por sí mismos, podrían asfixiarse.
  • Algunas mascarillas de fabricación casera podrían tener partes con las que un bebé pueda atragantarse, como cuerdas o elásticos. 
  • Probablemente intenten quitarse la mascarilla y entonces se tocarán mucho la cara, lo cual aumenta su riesgo de contagiarse el virus y contagiar a otros.

¿Los bebés y los niños pequeños se pueden infectar con coronavirus?

Si bien la mayoría de las infecciones de coronavirus (COVID-19) se han diagnosticado en adultos, los niños pueden contagiarse. En los niños, los virus a veces pueden provocar una enfermedad leve y, con frecuencia, no causan ningún síntoma. Pero algunos bebés y niños se han enfermado mucho a causa del virus; en algunos casos, semanas después de haberse infectado. Como los bebés y los niños pequeños no pueden usar una mascarillas, es importante protegerlos de otras maneras.

¿Cómo puedo proteger a mi bebé o niño pequeño de una infección por coronavirus?

Puede proteger a su pequeño evitando las multitudes y manteniendo un distancia segura (por lo menos 6 pies) de otras personas cuando esté fuera de la casa.

Tanto en su casa como en la calle o los lugares públicos, haga todo lo posible para ayudar a detener el contagio del virus:

  • Evite a las personas enfermas.
  • Lávese las manos con frecuencia y de manera adecuada, y enséñeles a las demás personas de su hogar a hacer lo mismo. Esto es especialmente importante:
    • al volver a entrar en la casa después de estar afuera
    • antes de tocar a su hijo
    • antes de amamantar o preparar un biberón o alimentos
  • Limpie las superficies y los objetos que se tocan con mucha frecuencia (como picaportes, encimeras y teléfonos celulares).
  • Intente no tocarse los ojos, la nariz ni la boca.
  • Estornude o tosa en un pañuelo de papel o sobre el codo, nunca sobre las manos.
  • Si está enfermo, use una mascarilla cuando esté en su hogar. Intente limitar el contacto con su hijo hasta que sus síntomas hayan desaparecido.
  • Si lleva a su hijo en un portabebés, puede colocar una manta sobre el portabebés mientras lo tenga a la vista. Asegúrese de que la manta no toque al bebé. Limpie el carrito o la silla de bebé cuando llegue a casa.

¿Puedo llevar a mi hijo al consultorio médico para que le den vacunas y para otros cuidados?

Sí. Los consultorios médicos están tomando medidas para mantener seguros a los pacientes. Entre estas medidan se encuentran: una limpieza profunda de manera regular, limitar la cantidad de personas en las salas de espera, revisar a las personas que entran en el edificio y obligar a usar mascarillas a todas las personas mayores de 2 años.

Cuando llame, pregunte al personal qué están haciendo para mantener a los pacientes seguros para que pueda estar preparado. Por ejemplo, solo pueden permitir que un solo padre o cuidador vaya con el niño.

Durante este tiempo, manténgase en contacto con el médico de su hijo para:

Vacunas y visitas de rutina. Tener las vacunas de los niños al día es clave para mantener sanos a su hijos. Pregunte de qué manera el profesional del cuidado de la salud está aplicando vacunas y realizando las visitas de control regulares. Algunos realizan las visitas de rutina a través de telesalud mientras que otros pueden posponer una visita en persona. En el caso de los recién nacidos o los niños con afecciones médicas complejas, tal vez deseen programar una visita en persona inmediatamente. Trabajarán junto con usted para responder a sus preguntas y asegurarse de que su hijo reciba todas las vacunas y los controles necesarios.

Visitas por enfermedad. Si cree que su hijo está enfermo, no espere para buscar atención. Llame al médico para pedirle consejos o instrucciones.

Llame al 911 de inmediato si cree que su hijo tiene una emergencia. Las señales de una emergencia incluyen que su hijo se ponga azul, no respire, tenga mucho sueño o sea difícil despertarlo o esté inconsciente.

Fecha de revisión: agosto de 2020